NOTICIAS Y EVENTOS

Deleitando a vivos y muertos con la gastronomía

La fecha de los fieles difuntos, es uno de los días más esperados para gran parte del país y los tapatíos no son la excepción. Sin embargo, siendo un festejo con costumbres indígenas y españolas, gran parte de los platillos corresponden a simbolismos prehispánicos. Ya que la gastronomía se hace presente con el tradicional pan de muertos, tamales, moles, birria, tortas ahogadas, jericalla, y para rematar un caballito de tequila, entre otros alimentos.

Es necesario identificar los alimentos que participan en dicha celebración, ya que la mayoría se caracterizan por el alto contenido de azúcares, grasas y bebidas alcohólicas, llevando a ser perjudicial a la salud si no se tiene un consumo moderado. En un platillo tapatío, una persona puede consumir aproximadamente 1300 a 1500 kilocalorías (1 taza de café, 2 tortillas de maíz, 1 plato de birria, 1 refresco). Es de gran importancia conocer los platillos que se están consumiendo, ya que si se vive con alguna enfermedad crónica degenerativa, estaríamos favoreciendo a las complicaciones de salud. Sin embargo el vivir sin alguna enfermedad no es sinónimo de “fiesta”, si no de precaución para un mejor bienestar saludable. Tener un consumo moderado en los platillos, una dieta correcta, realización de ejercicio diario de acuerdo a las condiciones en las que se encuentre, serán de gran importancia para estas fechas de celebración.

Es importante saber que la cocina mexicana como la fiesta del día de muertos, son considerados patrimonio inmaterial de la humanidad por la UNESCO.

Manuel Aldahir Jiménez